Reestablecer contraseña

La dirección de correo electrónico está asociada a tu cuenta.

¿Por qué registarse?

Full Confession Control

Actualizar / eliminar o editar tus confesiones.

Notificaciones

Suscríbase para recibir notificaciones por email con las respuestas a tus confesiones.

Publicidad

¿Quieres publicitarte con nosotros? Comienza creando una cuenta.

¿Tienes alguna confesión laboral?

El nombre es opcional o puedes poner un seudónimo si lo deseas.

Pasos viriles

En mi último trabajo se dividian las jornadas por turnos de mañana y tarde, yo estaba en el turno de mañana y estabamos yo y otros dos amigos en el camarin preparándonos para la jornada cuando abajo en la banca que estan todos los zapatos, algunos los marcaban otros no, los típicos bototos color desertico militar iguales excepto unos que eran re grandes y de otro color, y que pertenecian a un compadre de 1,93 metros aprox el mas alto de la pega y que tenia esos bototos especiales por que era el que tenia la gamba mas grande y el estaba en el otro turno.. y yo como pelusiando dije o mira esos manzos bototos de quien seran.. asi como dejandola caer.. y mis amigos pelusiando dijeron son del (nombre de el) y el mas chicha fresca del grupo tomo los botos y con un plumón negro le empezó dibujar falos masculinos hasta llenar ambos bototos con manguacos.. y los dejo ahí...

Despues paso la jornada y ya había llegado el amigo alto este y me acerco disimuladamente a conversarle y verle los zapatos .. y me hago el loco y después de hablarle le digo: oye viejo tenia una diuca en el bototo.. y este compadre asi con cara cara de pocos amigos pero a la vez con una leve sonrisa de 'me la hicieron estos %€*@s' me dice: una shi mira tengo caleta de picos en los bototos, pero ya va a pagar ese (el chicha fresca que se las habia dibujado)... y fue re chistoso por cada trabajador que se lo enctontraba le decia mira teni un nepe, mira teni un aparato reproductor. Etc. Y lo peor es que no podia coambiarselos porque era el unico con esa talla y zapatos especiales, ya que ahi casi todos calzamos 41/42 y cualquiera se pone cualquier zapato. En fin esa era la anecdota saludos compatritas, y bendita sea nuestra gran Nación.



No te reprimas. Completamente anónimo.

Suscríbete a nuestra lista de correo.

Ingresa tu email y te mandaremos las últimas confesiones
Nosotros valoramos tu privacidad, nunca compartiremos tu correo con nadie.