Reestablecer contraseña

La dirección de correo electrónico está asociada a tu cuenta.

¿Por qué registarse?

Full Confession Control

Actualizar / eliminar o editar tus confesiones.

Notificaciones

Suscríbase para recibir notificaciones por email con las respuestas a tus confesiones.

Publicidad

¿Quieres publicitarte con nosotros? Comienza creando una cuenta.

¿Tienes alguna confesión laboral?

El nombre es opcional o puedes poner un seudónimo si lo deseas.

Donde mis ojos te vean

En apoyo a la campaña DONDE MIS OJOS TE VEAN.

Cuando tenía 12 años vivía con mis abuelos, mi mamá, mi hermano y un primo de mi mamá, en el terreno habían 2 casas, yo dormía en la casa de mi abuela y mi mamá con mi hermano en la otra casa.

Un día mi abuela tuvo que viajar a otra ciudad, esa noche le dije a mi mamá que no quería dormir sola en la casa, porque no me sentía cómoda (mi abuelo siempre estaba borracho), mi mamá me dijo quédate acá con nosotros, tenían una cama super chica (era obvio que yo no caía) le dije pero duerman ustedes allá por favor y me dijo estás exagerando no va a pasar nada. Cuento corto me desperté como a las 5 am y mi abuelo me estaba tocando las partes íntimas, me paralicé y solo atiné a decirle: andate de mi pieza viejo de mierda, corrí donde mi mamá, le conté lo que pasó y me dijo no tenemos donde ir, debemos seguir acá. Cuando regreso mi abuela también le conté y me dijo, el lunes se va a trabajar a otra ciudad y no volverá en 4 meses. Tuve cero apoyo emocional de parte de mi familia, me tuve que contener sola, sentía tanta impotencia, porque ellas no hicieran ninguna denuncia y no le tomaron el peso a lo que me hizo.

Pasó 1 mes y a mi abuelo le dio cirrosis hepatitis y estuvo hospitalizado muy grave y lo que me hizo pasó a segundo plano, todos estaban preocupados por él y a mí me daba lo mismo, por mí que se muriera. Se salvó y no pudo tomar alcohol nunca más.

Ahora tengo 35 años, ya no siento rabia contra él, lo perdoné, por mí. Pero eso no quita que haya sido la peor experiencia de mi vida, porque yo lo quería mucho, era parte de mi familia, cuandl lo veo aún siento rechazo por él, al igual que por mi mamá.

Solo espero que esto sirva de alarma para usted que se dio el tiempo de leerme, todo se pudo evitar, si mamá me hubiera cuidado como corresponde.

En la confianza está el peligro...



No te reprimas. Completamente anónimo.

Suscríbete a nuestra lista de correo.

Ingresa tu email y te mandaremos las últimas confesiones
Nosotros valoramos tu privacidad, nunca compartiremos tu correo con nadie.